logo aguila


opina, informa y contáctanos
e-mail

contacto@mexteki.org

2014
¡TRABAJADORES DEL MUNDO UNÌOS!
¡UNA SOLA HUMANIDAD
UNA SOLA LUCHA !


EN MARCHA POR
EL CONGRESO DE LA SOBERANÍA


PROGRAMA


QUIÉNES SOMOS
QUÉ QUEREMOS


ACTIVIDADES

VIDEOS

ARTÌCULOS
2009


ARTÌCULOS
2008


ARTÌCULOS
2007


EFEMÊRIDES


PARTICIPA, LEE Y DIFUNDE EL TEIXITIANI

Lucha Popular


Sitio web

México Tekizetiliztli
(Unión del Trabajo de México, en nahúatl)

TEIXITIANI
(El Despertar, en nahúatl)

 

1810-1910-2010
La Historia sigue
El pueblo decide
 

 
.:: Editor
Pablo Moctezuma
::.
 
 

 

Enero 2014

LA  CONTRARREFORMA  AGRARIA

 

Salvador Acevedo

 

Una de las graves consecuencias del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, después de 20 años, ha sido la pérdida de la soberanía alimentaria en nuestro país, creció la dependencia hacia el mercado de alimentos internacional, el abandono de las tierras de cultivo, la migración, la pobreza extrema, la apropiación de las regiones por los cárteles y el crimen organizado ¿Qué sigue hoy con la nueva Contrarreforma Agraria? ¿Qué más habrá de entregar el peñismo a las trasnacionales?

Ya comienzan a hablar de cambios "de fondo" en la producción agropecuaria, ya comienzan a perfilar el engaño mediático para que vengan a privatizar el campo mexicano y exaltan las ventajas del uso de nuevas tecnologías agrícolas como la biotecnología, la ingeniería genética, así como los avances que otros países tienen en materia de transporte, almacenaje, organización de las exportaciones, etc.

Ya sabemos que los traidores que entregan nuestros recursos y soberanía a los extranjeros, le llaman "Modernización" al acto de entregar nuestra soberanía en manos de extranjeros y nacionales para que privaticen los recursos.

La orientación privatizadora de la economía se abre camino hacia el campo,  los neoliberales no tienen límites, quieren que los campesinos se sometan a lo que ellos llaman "La modernización agroexportadora" para lo cual ya están afilando sus créditos y capitales de inversión para que los productos del campo sean los nuevos productos industriales  y los granos como maíz y frijol, así como las frutas, veduras, el café, la caña de azúcar, etc, no van a generar una producción que resuelva el problema económico, ni la pobreza ni el hambre, sólo serán para enriquecer a unos cuantos.

¿Qué va a pasar con los campesinos que cultivan sus parcelas para su autoconsumo? ¿Qué pasará con quienes trabajan con sistemas tradicionales de cultivo? Cifras oficiales de 1985 y 2012, la producción de los granos básicos y cuatro oleaginosas más importantes, pasó de 30 millones de toneladas a 35 millones; un aumento de 17.3%. La tasa anual de crecimiento fue de 0.8 %. En 2008, la producción fue e 37.9 millones, por lo que su nivel de 2012 fue de 5.9% menor.

En ese mismo período, la el consumo nacional  sin considerar las exportaciones, subió de 38.7 millones a 59.4 millones, en 53.3 por ciento. El consumo por persona creció en 0.8 por ciento, de 374 a 435 kilos.

Se ha deteriorado gravemente la producción de oleaginosas (ajonjolí, cártamo, soya), lo mismo acontece con la producción de carne en canal (bovina, porcina y aves) y leche. 

En todas estas cifras , lo importante, es observar la manera cómo ha mermado la producción tradicional de bienes agropecuarios y se ha suplido por bienes comerciales y de exportación cuyo origen es, en su mayoría, Estados Unidos. 

Cada vez tienen más problemas los agricultores, pierden cosechas por el mal tiempo, no tienen apoyos de ninguna clase, por lo que no cesa la disminución en la producción nacional y en la misma proporción aumentan las importaciones masivas, lo que obviamente tiene resultados negativos en el balance comercial agropecuario.

La contrarreforma agrícola, dicen que servirá para "impulsar la producción de la agricultura", convertir los sistemas tradicionales de cultivo en otros modernos y seguramente convertirán también a los campesinos en "modernos empresarios" y hay incertidumbre sobre la suerte que tendrán los ejidos y las comunidades agrarias, así como las concesiones de los títulos de propiedad de la tierra.

Lo que antes era autosuficiencia en alimentos, después de 20 años de seguir las recomendaciones del Tratado de Libre Comercio, hemos caído en una vergonzosa subordinación de la producción externa de alimentos. La soberanía se transformó en una grave dependencia de las importaciones provenientes de estados Unidos, que es el país que más vende a México, con un 77% de las compras externas. Es desalentador que  la seguridad alimentaria de nuestro país esté en manos de los intereses de Estados Unidos y sus grandes empresas.

La opción única es la organización de los mexicanos para hacerle frente a todas las maniobras prianistas que pasando por alto lo establecido en nuestra Constitución, ya comenzaron a entregar los recursos y los bienes de nuestro país a manos extranjeras. Organizarnos para luchar y recuperar nuestra soberanía, es la tarea.

 

Portada

[2014]


 

Organización Marxista Leninista por el Comunismo del Siglo XXI
Si tienes problemas técnicos escribe a: soporte@mexteki.org