logo aguila


opina, informa y contáctanos
e-mail

contacto@mexteki.org

2014
¡TRABAJADORES DEL MUNDO UNÌOS!
¡UNA SOLA HUMANIDAD
UNA SOLA LUCHA !


EN MARCHA POR
EL CONGRESO DE LA SOBERANÍA


PROGRAMA


QUIÉNES SOMOS
QUÉ QUEREMOS


ACTIVIDADES

VIDEOS

ARTÌCULOS
2009


ARTÌCULOS
2008


ARTÌCULOS
2007


EFEMÊRIDES


PARTICIPA, LEE Y DIFUNDE EL TEIXITIANI

Lucha Popular


Sitio web

México Tekizetiliztli
(Unión del Trabajo de México, en nahúatl)

TEIXITIANI
(El Despertar, en nahúatl)

 

1810-1910-2010
La Historia sigue
El pueblo decide
 

 
.:: Editor
Pablo Moctezuma
::.
 
 

 

Julio 2014

OBAMA EN LA ACADEMIA MILITAR WEST POINT

No a la institucionalización de las injerencias y anexiones a EE.UU.


Voice of Revolution

 

El presidente Obama dio el discurso de graduación en la Academia de West Point del Ejército, dando un discurso que fue anunciado como un discurso muy importante para la política exterior. Como se esperaba, Obama hizo hincapié en que EE.UU. seguirá utilizando la fuerza militar en la lucha para asegurar su imperio mundial. Defendió repetidamente que las guerras criminales estadounidenses, la intervención en todo el mundo, así como el uso de aviones no tripulados (Drones), diciendo que EE.UU. tomará acciones unilaterales y "nunca debe pedir permiso" para hacerlo.

 

Sin embargo, Obama también trajo a la palestra que los militares también serán utilizados para fines de “desarrollo” y de “capacitación” en todo el mundo. Dijo que los militares habrán de trabajar directamente con los ejércitos de otros países. Van a ser un equipo con los diplomáticos estadounidenses para asegurar que el “desarrollo” de los países de Asia, África y América Latina sigan las demandas estadounidenses. Esto también incluye eludir a los gobiernos y trabajar directamente con las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), con redes y con “la gente común”. Obama está trabajando para poner en marcha ciertas instituciones así como su financiamiento para cumplir con estos fines, en particular un Fondo para las alianzas contra el terrorismo, con 5 mil millones de dólares para “entrenar, capacitar y facilitar a otros países socios en este frente de primera línea.  También hizo un llamado a la Alianza militar de la OTAN para expandirse más allá “de las fronteras de Europa”.

 

Las alianzas y la acción unilateral

 

Reflejando la desesperación de EE.UU. de no poder contener las luchas de los pueblos de todo el mundo para el progreso, Obama dijo con arrogancia: “Estados Unidos rara vez ha dejado de ser el más fuerte en relación con el resto del mundo. Quienes sostienen lo contrario –que sugieren que EE.UU. está en declive, o que han visto que se les está escapando su liderazgo mundial – están malinterpretando la historia o participan en políticas partidistas. Piensen en ello. Nuestros militares no tienen igual. EE.UU. es y sigue siendo una nación indispensable. Eso ha sido durante el siglo pasado y seguirá siendo válido para el siglo venidero”

Comentando sobre los debates actuales dentro de los círculos de decisión del gobierno, en torno a cómo EE.UU. debe alcanzar el Imperio, presentó dos extremos de ambos: Siempre intervenir militarmente o se aislacionista, luego presentó la doctrina Obama como uno en el centro. “EE.UU. debe conducir siempre el escenario mundial. Si no lo hacemos, nadie más lo hará. Los militares que se han unido, son y serán siempre la columna vertebral de ese liderazgo. Pero la acción militar de EE.UU. no puede ser el único –o incluso primario- componente de nuestro liderazgo en todos los casos. El hecho de que tengamos el mejor martillo, no significa que cada uno de los problemas es un clavo”.

Luego volvió a insistir en la disposición de EE.UU. para emprender acciones militares preventivas de manera unilateral:

“En primer lugar, permítanme repetir un principio que me propuse desde el inicio de mi gestión como presidente: EE.UU. usará la fuerza militar, de manera unilateral si es necesario, cuando nuestros intereses fundamentales así lo exijan, cuando nuestro pueblo se vea amenazado, cuando nuestros medios de vida estén en juego, cuando la seguridad de nuestros aliados esté en peligro. En esas circunstancias, todavía tenemos que hacer preguntas difíciles sobre si nuestras acciones son proporcionales, eficaces y justas. La opinión internacional es importante, pero EE.UU. nunca debe pedir permiso para proteger a nuestro pueblo, a nuestra patria o nuestra forma de vida.

“Por otro lado, cuando las cuestiones de interés mundial no representen una amenaza directa para EE.UU., cuando esas cuestiones están en juego –cuando surgen crisis que agiten nuestras conciencias o empujen a una dirección más peligrosa, pero que no nos amenacen directamente a nosotros- entonces, el umbral para la acción militar debe ser mayor. En tales circunstancias, no deberíamos ir solos. Por el contrario, debemos movilizar a los aliados y a los socios para tomar acciones colectivas. Tenemos que ampliar nuestras herramientas para incluir tanto la diplomacia como el desarrollo; aplicar sanciones y el aislamiento; apelar a la ley internacional y, si es justa, necesaria y eficaz, aplicar la acción militar multilateral.

Esta acción multilateral incluye la ampliación del papel de la OTAN. Obama dijo:  “La OTAN es la alianza más fuerte que el mundo haya conocido. Pero ahora estamos trabajando con aliados de la OTAN para cumplir nuevas misiones, tanto dentro de Europa donde nuestros aliados orientales deben sentirse seguros, sino también más allá de las fronteras de Europa, donde nuestros aliados de la OTAN deben poner de su parte en la lucha contra el terrorismo y responder a los Estados Fallidos y formar una red de socios”.

Esto y otros comentarios que Obama agregó, a todos dejaron claro que EE.UU. va a emprender una acción militar unilateral, a menudo utilizando Drones (aviones no tripulados), así como las fuerzas de operaciones especiales. Como dijo Obama, “Hay momentos en que los Drones son necesarios y no dudamos en proteger a nuestra gente”. Obama también “ampliará nuestras herramientas” para la intervención y la anexión, involucrando a los militares y a los gobiernos de otros países para apoyar la acción de EE.UU. sobre “temas de interés global” y añadió: “tenemos que desarrollar una fina estrategia que sirva para expandir nuestro alcance, sin necesidad de enviar fuerzas militares para no suscitar resentimientos locales. Necesitamos socios que luchen junto a nosotros contra los terroristas. Y capacitar a los socios es en gran parte lo que hemos hecho y lo que estamos haciendo actualmente en Afganistán”.

Fondo de Cooperación de lucha contra el terrorismo

Obama utiliza a Afganistán para ponerlo como ejemplo de las alianzas que tiene en mente. Dijo que “cientos de miles de soldados y policías afganos, ya han sido entrenados”. Dijo también que una lección de Afganistán es que “nuestro ejército se convirtió en el mayor defensor de la diplomacia  y el desarrollo”. Como demuestra la experiencia, esto es destrucción y control de, por y para los EE.UU. y sus monopolios, no es para el desarrollo de los intereses del pueblo. Y las fuerzas que han sido entrenadas, siguiendo los pasos de los militares de EE.UU. no actúan coo una fuerza para el desarrollo del país, sino como una fuerza represiva contra el pueblo. EE.UU. también está dejando como tropas de ocupación a cerca de 10 mil soldados, durante por lo menos, dos años más.

Obama no habla de la muerte masiva, la destrucción y la violencia desatada por las guerras ilegales de agresión de EE.UU. contra Afganistán e Irak. Tampoco que EE.UU. debe asumir la responsabilidad y pagar por la reparación de los daños y los crímenes, entre ellos la masacre de civiles, la destrucción de la infraestructura civil, pagar por los daños al medio ambiente y a todos los seres humanos que sufren envenenamiento por residuos tóxicos y radiactivos y todos los enormes problemas de salud que sufren los pueblos de Irak y Afganistán. En lugar de ello, habla de cómo EE.UU. tiene planes para institucionalizar en todo el mundo la intervención y la anexión.

Obama declara: “Nuestra presencia reducida nos permite abordar más eficazmente las nuevas y emergentes amenazas en Medio Oriente y en África del Norte. Así, a principios de este año, le pedí a mi equipo de seguridad nacional que desarrollara un plan para crear una red de asociaciones tanto para Asia del Sur, como para la zona de Sahel en África. Hoy, como parte de este esfuerzo, llamo al Congreso para que apoye con un nuevo Fondo de hasta 5mil millones de dólares para las Alianzas contra el Terrrorismo, que nos permitirá entrenar, construir, capacitar y facilitar a los países socios en las líneas del frente.  Y estos recursos nos darán flexibilidad para cumplir diferentes misiones, incluidas las Fuerzas de Seguridad de entrenamiento en Yemen, que han pasado a la ofensiva contra Al Qaeda; el apoyo a una fuerza multinacional para mantener la paz en Somalia; trabajar con los aliados europeos para entrenar a una Fuerza de Seguridad así como funcionamiento de la patrulla fronteriza en Libia; y facilitar las operaciones francesas en Mali”.

Agregó que EE.UU. seguirá financiando las fuerzas violentas en Siria e intensificará su injerencia en Jordania, Líbano, Turquía e Irak, mientras que también estos socios “están contribuyendo con su justa parte”. Incluso sin los $5 mil millones del Congreso, que Obama es probable que obtenga como presidente, puede proceder con las asociaciones en la capacitación, el desarrollo y otras formas de intervención y anexión, como es ya evidente en África.

Obama amplía este plan para institucionalizar la intervención en todo el mundo. Dirigiéndose a los cadetes, dijo que los militares serán “parte de un equipo que se extiende más allá de sus unidades o incluso de nuestras Fuerzas Armadas, porque en el curso de su servicio, trabajarán como un equipo con diplomáticos y expertos en desarrollo. Tendrán oportunidad de conocer a los socios. Y se van a incorporar en lo que para EE.UU. significa dirigir el mundo. Este equipo será para “formar alianzas, no sólo con los gobiernos, sino también con gente común”.

Así se eliminará completamente la soberanía y el uso de las fuerzas militares en todos los aspectos de la vida es autenticado y promovido, y todas las normas que hay de las relaciones de gobierno a gobierno, serán reemplazadas por las relaciones militares con los que EE.UU.  decida financiar y respaldar.  Los resultados de esta nueva dirección se ven claramente en Siria, donde los esfuerzos de Estados Unidos para cambiar el régimen han causado un tremendo caos, muerte y sufrimiento. Del mismo modo, se puede observar en los esfuerzos reiterados de EE.UU. para intentar derrocar al gobierno de Venezuela, primero a Hugo Chávez y ahora al presidente electo Nicolás Maduro.

La “oposición” y los “rebeldes” son algunos de los “ciudadanos y personas comunes” que Obama tiene en mente sobre los fondos y armas de EE.UU., al igual que las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), instituciones de educación y más. Obama quiere dejar en su lugar, para la Oficina de la Presidencia, una maquinaria militar involucrada en la militarización y en todos los aspectos de la vida en los países en todo el mundo. Ya no habrá debate sobre si los militares deben o no participar en el desarrollo, ni habrá debate en cuanto a si la diplomacia y todos los demás aspectos de la intervención de EE.UU. deben ser o no subordinados a los militares, que estarán al mando en todos los frentes.

 

Una advertencia al Congreso

 

Obama también dice que las Fuerzas Armadas, en lugar de la “comunidad de inteligencia”, tendrán una mayor responsabilidad para explicar públicamente las acciones de EE.UU.: “Tenemos que ser más transparentes tanto de la base de nuestras acciones contra el terrorismo, como de la forma en que estas acciones se llevan a cabo. Tenemos que ser capaces de explicar públicamente, si se trata de ataques con drones o con compañías de entrenamiento. Cada vez más convertiré a nuestro ejército en el organismo que tome la iniciativa de proporcionar  información al público acerca de nuestros esfuerzos.  Nuestra comunidad de inteligencia ha hecho un trabajo excelente, excepcional, y tenemos que seguir protegiendo las fuentes y los métodos. Pero cuando no podernos explicar nuestros esfuerzos clara y públicamente, nos enfrentamos a la propaganda terrorista y a la desconfianza internacional, que erosionan la legitimidad con nuestros socios y nuestro pueblo, y reducimos la rendición de cuentas en nuestro propio gobierno”.

Obama aquí está reflejando los conflictos en curso, dentro de los círculos gubernamentales  y que el poder se concentra cada vez más en la Oficina del Presidente y los que están fuera de esa oficina, compiten por otras fuentes de poder, como es la CIA y la NSA.  El papel del Congreso para decidir el uso de la fuerza militar, se elimina en gran parte por esta red de la Asociación de lucha contra el Terrorismo. Obama también quiere reducir el papel de la CIA y de otras agencias de inteligencia que son más independientes que las Fuerzas Armadas, incluyendo un mayor control de los militares de de su Comando de Operaciones Especiales Conjuntas (JSOC) en la guerra de los drones.

También esto es un esfuerzo para utilizar la gran irritación de la gente en contra la NSA  y otras agencias de espionaje. Obama quiere que esta ira se mantenga dirigida en contra de ellos y lejos del ejército, las fuerzas militares, que se presentaron como el más poderoso de la tierra, y que encarna lo que significa ser estadounidense.

De esta forma, también deja claro que la fuerza militar estadounidense y las alianzas se utilizarán tanto dentro, como fuera del país. Es una advertencia, no sólo para los miembros del Congreso, sino para la gente en general,  para someterse a las fuerzas armadas y a su comandante en jefe.

Lejos de que EE.UU. ponga fin a los crímenes, las guerras agresivas y a las intervenciones, Obama asegura que es una maquinaria militar flexible, que son capaces de una acción unilateral, guerra de drones, así como actuar y dictar el desarrollo económico y político en cualquier parte del mundo. Es una dirección peligrosa que sólo puede conducir a más guerras y más destrucción.

En el país y en los pueblos del mundo exigen: ¡Fuera las tropas de EE.UU. que tienen en  el mundo! Los pueblos quieren una nueva dirección, con relaciones internacionales de respeto y beneficio mutuo, no intervención y no anexión. La política exterior de EE.UU. sólo puede contribuir a la paz mundial si comienza desde la base de defender los derechos de todos, en el país y en el mundo.

Portada

[2014]


 

Organización Marxista Leninista por el Comunismo del Siglo XXI
Si tienes problemas técnicos escribe a: soporte@mexteki.org