logo aguila


opina, informa y contáctanos
e-mail

contacto@mexteki.org

2014
¡TRABAJADORES DEL MUNDO UNÌOS!
¡UNA SOLA HUMANIDAD
UNA SOLA LUCHA !


EN MARCHA POR
EL CONGRESO DE LA SOBERANÍA


PROGRAMA


QUIÉNES SOMOS
QUÉ QUEREMOS


ACTIVIDADES

VIDEOS

ARTÌCULOS
2009


ARTÌCULOS
2008


ARTÌCULOS
2007


EFEMÊRIDES


PARTICIPA, LEE Y DIFUNDE EL TEIXITIANI

Lucha Popular


Sitio web

México Tekizetiliztli
(Unión del Trabajo de México, en nahúatl)

TEIXITIANI
(El Despertar, en nahúatl)

 

1810-1910-2010
La Historia sigue
El pueblo decide
 

 
.:: Editor
Pablo Moctezuma
::.
 
 

 

Agosto 2014

MINERAS Y SUS DELITOS AMBIENTALES

Por Esther Alvarado

40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre fueron derramados en el río Bacanuchi en Cananea, Sonora. El control de los desechos y residuos peligrosos de las minas no fueron vigilados adecuadamente y hubo fugas que se salieron de control, además de que la minera no actuó oportunamente y eso hace más grave la situación, que hoy es emergencia nacional.

La empresa ha cometido graves delitos al ambiente que afectan directamente a los seres humanos, es una grave falta de respeto contra la naturaleza y contra la vida. La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales tendrá que evaluar la gravedad del daño, y ellos serán también los que determinen las violaciones a la ley e infracciones a los reglamentos, cometidas por la minera.

La responsabilidad directa es de la empresa Grupo México y su filial Buena Vista del Cobre. Aunque la Procuraduría Federa de Protección al Ambiente (Profepa) presentó una denuncia penal por delito ambiental ante el Ministerio Público Federal, es claro que será difícil enfrentar a estas empresas y obligarlas no sólo a que paguen por el daño, sino que se ocupen de la reparación del mismo. Declararon los funcionarios de Profepa que según la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental, la sanción económica podría ser de hasta 40 millones de pesos, pero faltaría ver que ese dinero se aplique directamente a recuperar la ecología de la región y que por otra parte, no alcanzará para pagar otros daños causados a los habitantes de la zona.

El líquido derramado es un fuerte contaminante que corrió hacia los ríos Sonora y Bacanuchi y esto ha provocado la muerte de ganado de por lo menos siete municipios, han muerto peces y otras especies cuyo hábitat es el río o sus márgenes y falta todavía calcular el daño por consumo humano del agua contaminada. Al inicio del ciclo escolar,  en los municipios afectados, se vieron obligados a suspender clases en 88 escuelas por el riesgo para los estudiantes.

Este derrame de ácido sulfúrico afecta a por lo menos 22 mil personas que habitan los municipios de  Banamichi, Ures, Baviácora, Aconchi, San Felipe, Arespe y la zona rural de Hermosillo, a quienes no les han hecho llegar ayuda suficiente para compensar los daños que sufren en sus cultivos, sus animales que mueren y su propio riego de consumo de agua para beber.

Muchos de los contaminantes que derraman las mineras son químicos que afectan de manera grave a la salud humana y ambiental, son sustancias peligrosas como hierro, cobre, cadmio, plomo y arsénico que además, son bioacumulables y biomagnificables, es decir, que se acumulan en el ambiente y los daños crecen y se multiplican por lo que esto provocará problemas a mediano y a largo plazo.

Diversas organizaciones ambientalistas y por la defensa de los derechos humanos han protestado y se han solidarizado con las comunidades afectadas por el derrame, pero no es suficiente. El gobierno federal debe intervenir pronto y de manera contundente para detener el abuso de las empresas mineras que no les ha importado dañar el ambiente ni a la población. El estado debe investigar y no sólo aplicar las multas que refieren, sino enviar a prisión a los responsables de este crimen. 

El problema sin embargo, va más allá de las multas y el encarcelamiento de los culpables, que ojalá y se logre aplicando la ley, sino que esto es apenas el comienzo de los daños que sufrirá México cuando en 2015, comiencen a ejercer las concesiones las empresas mineras extranjeras, las multas que se pueden imponer por daños ambientales son irrisorias en comparación con las inconmensurables ganancias que se llevan por concepto del oro, plata, cobre y todos los productos que extraen de nuestros suelos y se los llevan sin que la mayoría de los mexicanos obtengan beneficios.  Las mineras nacionales y extranjeras sólo llevan destrucción a aquellos lugares en donde operan, el envenenamiento del agua y de la tierra son irreversibles y a ellos sólo interesa llevarse jugosas ganancias que obtienen con el saqueo de nuestros recursos mineros y de la explotación de los trabajadores. 

Las mineras son un peligro para la nación, ya se han visto los daños irreversibles que dejó la minera San Xavier en el Cerro de San Pedro en San Luis Potosí que destruyó y envenenó el cerro y una amplia zona. Otra minera, el 13 de agosto pasado derramó 2mil metros cúbicos de solución de cianuro en un arroyo del municipio El Oro en Durango. Los 900 proyectos mineros que ya están autorizados en todo México, para extraer oro, plata, hierro, cobre, por compañías nacionales y sobre todo, extranjeras.

La minería en México y sus métodos de extracción actual, se resume en tres palabras: despojo, destrucción y muerte.

¡No a la minería que destruye y envenena. No al despojo de nuestras riquezas minerales!

 

 

Portada

[2014]


 

Organización Marxista Leninista por el Comunismo del Siglo XXI
Si tienes problemas técnicos escribe a: soporte@mexteki.org