logo aguila


opina, informa y contáctanos
e-mail

contacto@mexteki.org

2014
¡TRABAJADORES DEL MUNDO UNÌOS!
¡UNA SOLA HUMANIDAD
UNA SOLA LUCHA !


EN MARCHA POR
EL CONGRESO DE LA SOBERANÍA


PROGRAMA


QUIÉNES SOMOS
QUÉ QUEREMOS


ACTIVIDADES

VIDEOS

ARTÌCULOS
2009


ARTÌCULOS
2008


ARTÌCULOS
2007


EFEMÊRIDES


PARTICIPA, LEE Y DIFUNDE EL TEIXITIANI

Lucha Popular


Sitio web

México Tekizetiliztli
(Unión del Trabajo de México, en nahúatl)

TEIXITIANI
(El Despertar, en nahúatl)

 

1810-1910-2010
La Historia sigue
El pueblo decide
 

 
.:: Editor
Pablo Moctezuma
::.
 
 

 

Agosto 2014

NO SON CULPABLES LOS PADRES DE
LOS NIÑOS REFUGIADOS

Defendamos  los Derechos de los Inmigrantes y Refugiados. ¡Nos oponemos a las deportaciones y a la militarización de la frontera!

Voice of Revolution

El presidente Barak Obama se reunió con los presidentes de El Salvador, Guatemala y Honduras el 25 de julio, para abordar el tema de las decenas de miles de niños refugiados, que entran al país, muchos de ellos tratando de reunirse con los miembros de su familia en EE.UU. Muchos otros también por tratar de de escapar de la violencia desatada en sus países de origen, que es resultado de la “Guerra contra las drogas”, en la que se hace uso de la fuerza y de la intervención directa. Esto incluye el golpe de Estado impuesto en Honduras, con altos niveles de violencia y asesinatos, especialmente de jóvenes que resisten la injerencia de EE.UU., aumentando considerablemente desde entonces en los ya largos años de intervención en El Salvador.

La respuesta principal de Obama ha ido convirtiendo este asunto de los derechos en un tema de “Ley y Orden”. Él ha pedido al Congreso $3, 5 mil millones en fondos suplementarios, principalmente para la creciente militarización de la frontera, con, según sus palabras, “un número sin precedentes de agentes de la Patrulla Fronteriza”. El 24 de julio, también tenían todo un equipo de funcionarios del Pentágono y de la Seguridad Nacional (DHS) en Texas –para evaluar el despliegue federal de la Guardia Nacional, con todas sus armas y el uso de sus helicópteros de Texas.  Esto viene después de que el gobernador de Texas, Rick Perry, anunció que planea desplegar a 1,000 elementos de la Guardia Nacional en la frontera de Texas. Ambos podrían tener lugar, lo que indica que está en aumento el intento de aterrorizar a la gente y a los pueblos en  ambos lados de la frontera.

No es una solución la militarización de la frontera, pues ya se ha demostrado que esto ha causado más muertes de civiles, incluidos los jóvenes desarmados que han sido asesinados por la Patrulla Fronteriza, que incluso, han estado en territorio de México. La militarización niega los derechos, aumenta la inseguridad y solamente sirve a EE.UU. que se esfuerza en dividir y reprimir a los pueblos.

Los padres y los niños no son culpables

En declaraciones realizadas después de haberse reunido con los tres presidentes, Obama también lo presentó como un problema, como si los padres “ponen en riesgo a los niños”:  También enfatizó  que, “aquí mis amigos, tenemos que impedir que continúe la afluencia de los niños, que son puestos en un gran riesgo y las familias son las que ponen a sus hijos en gran peligro”. “Los niños y sus padres no son culpables de la pobreza y ni de la violencia que se ha desatado en sus países como resultado de la injerencia de EE.UU., incluyendo los acuerdos comerciales que son desiguales e injustos, y la “Guerra contra las drogas”, que ha armado a los cárteles y con ello, ha desatado más violencia –un resultado bien conocido por la comunidad afroamericana en el país..

Los niños y sus padres no son culpables de la inmigración, ni tampoco de las injustas leyes que EE.UU. tiene para los refugiados, que impiden la reunificación familiar y que obligan a millones a lidiar con el hecho de ser indocumentados y para los niños, el no ser reconocidos como refugiados.

No es casual que Obama, en su discurso, no se refirió a las decenas de miles de niños que están como refugiados, que están en busca de asilo y se teme por sus vidas. Honduras por ejemplo, desde el golpe de Estado impuesto por EE.UU., es ahora considerada la capital mundial del asesinato, mientras que en El Salvador y Guatemala, también están en el 5to. lugar. Los padres que ya viven en EE.UU., quieren que sus hijos estén con ellos, pero está bloqueada la posibilidad de reunir a sus familias, por las injustas leyes de EE.UU.

A diferencia de los inmigrantes, los refugiados son retirados por la Patrulla Fronteriza, llevados a los Campos de Detención y luego son entregados al Departamento de Salud y Servicios Humanos para ser asistidos y buscar la posible reunión con miembros de su familia en EE.UU. Mientras que los familiares y defensores de los niños exigen a Obama que los niños sean reconocidos como refugiados, él se niega a hacerlo. En lugar de eso, se refiere a ellos como “los hijos menores no acompañados”. Y mientras dice que tiene “compasión”, también hace hincapié en su intención de deportar a todos estos niños y ya ha comenzado a hacerlo. Él dijo: “Dentro de un marco jurídico y un marco humanitario y de debido proceso, los niños que no sean reclamados por familiares, en algún momento serán objeto de repatriación a sus países de origen”.

El problema es que no puede establecerse un “marco humanitario”, sin reconocer los derechos de los niños, como niños y como refugiados. ¿Es humano el obligarlos a regresar a sus países, cuando sus familias se encuentran dentro de EE.UU.? ¿Es humano enviarlos ante un juez de inmigración sin tener un abogado o defensor que los ayude, como ocurre la mayor parte del tiempo? ¿Cómo puede ser el debido proceso, cuando los derechos de los niños no se ponen en primer lugar?

La postura de Obama hacia los niños refugiados, así como hacia millones de inmigrantes que ha deportado, no se basa en la defensa de sus derechos. Es en cambio, un medio para aterrorizar aún más, para dividir a los pueblos y al mismo tiempo, justifica una mayor injerencia en el extranjero. Como dijo Obama, EE.UU. quiere: “Vamos con planes de acción más agresivos para mejorar la seguridad y el desarrollo, así como la gobernabilidad en estos países”. Él está usando el tema de los niños, para justificar la injerencia de EE.UU. así como la violencia y el aumento de la militarización.

Los temas sobre la inmigración y de los niños refugiados, son cuestiones de derechos, no más represión. Voz de la Revolución está con todos aquellos que se manifiestan y se organizan por la defensa de los derechos de los inmigrantes y de los refugiados y están exigiendo ¡No más deportaciones! ¡Legalización para todos! Invitamos a todos a avanzar en el camino por la defensa de los derechos de todos, en el país y en el extranjero!

Portada

[2014]


 

Organización Marxista Leninista por el Comunismo del Siglo XXI
Si tienes problemas técnicos escribe a: soporte@mexteki.org